Inside Boy Smells Histórica finca en México del CEO David Duplantis

Cuando te despiertas en San Miguel de Allende, abres los ojos a una de las ciudades de México con más tradición cultural del país. Su importancia histórica, arquitectónica y culinaria, así como su impresionante belleza, no solo le han valido un lugar en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, sino que también la han convertido en una de las ciudades más populares de México para vivir. como visita.

Aquí, en el centro histórico de esta encantadora ciudad, con sus calles empedradas, muchas iglesias y fachadas coloridas, una antigua casa distinguida se asienta detrás de una discreta puerta de madera.

Se trata de la Casa del Obispo, o Casa del Obispo, que ofrece todos los maravillosos detalles que se pueden esperar de un edificio de su época (fue construido a finales del siglo XVIII).el siglo). Muros de piedra tosca, un patio rodeado por una columnata arqueada, tradicionales azulejos de talavera, candelabros de hierro forjado y vigas de madera originales son los elementos esenciales que le dan a esta casa un encanto atemporal que conquista a todos los que cruzan su puerta principal.

La renovación de la estructura en 2019 fue completada por la aclamada firma de diseño Fisher Weisman, quien le dio a la propiedad una nueva apariencia para chico huele Director ejecutivo David Duplantis. El edificio fue una vez el hogar de José de María Jesús Díez de Sollano y Dávalos, quien se convirtió en el primer obispo de la ciudad de León, aproximadamente a 75 millas al oeste de San Miguel, en 1863.

“Nuestro objetivo era proteger las partes históricas de la casa y luego diseñar las renovaciones y adiciones de tal manera que realzaran la belleza de la estructura original”, explica Andrew Fisher.

Esto requirió una intervención cuidadosa que comenzó con la estructura original en sí, que estaba casi completamente intacta a pesar de una extensa renovación dos décadas antes. Bajo la atenta mirada de los diseñadores, el objetivo era mejorar tanto la estética de la casa como la experiencia diaria de sus residentes.

“Los clientes querÃan una escalera interior que conectara los pisos superior e inferior y ofreciera acceso directo a tres de los cinco dormitorios. El espacioso jardín cubierto de maleza tuvo que ser rediseñado para hacer espacio para una piscina y un área al aire libre para el entretenimiento, elementos clave en las casas de San Miguel en la actualidad”, explica Jeffry Weisman.

Quizás sorprendentemente, dado el tamaño del proyecto y la importancia histórica de la propiedad, el proceso de renovación fue fluido y, en su mayor parte, sin inconvenientes y según lo programado.

“El mayor reto fue trabajar con el INAH [the Instituto Nacional de Antropología e Historia, the Mexican agency entrusted with protecting historic buildings and districts] para descubrir la manera más adecuada de expandir el pequeño piso superior que se había agregado durante una renovación anterior”, señala Fisher. Por supuesto, el objetivo siempre fue respetar la historia de la casa y el abastecimiento local era un hecho. “Utilizamos piedra y yeso locales, pisos de terracota y azulejos de Talavera (fabricados en la cercana ciudad de Dolores Hidalgo) para revestir las paredes de los baños. Queríamos que todos los elementos de los interiores se sintieran como pertenecientes al lugar y al período en que se construyó la casa”, dice Weisman.

Del mismo modo, las colaboraciones con artesanos locales fueron clave para lograr el resultado deseado, ya que aportaron talento, trabajo duro y amor por sus artesanías al proyecto. «Los artesanos de San Miguel son la razón por la cual construir aquí es tan gratificante», agrega Fisher, quien es un apasionado del diseño artesanal. “Los albañiles, los trabajadores del hierro, los ceramistas y los ebanistas fueron fundamentales para hacer realidad nuestra visión”.

Esta historia sobre la finca de San Miguel de Allende del CEO de Boy Smells, David Duplantis, fue publicada por primera vez por ANUNCIO México. Fue traducido por John Newton.

Fuente del artículo

Deja un comentario