Guía rápida para comprar las mejores bombillas

Comprar la mejor bombilla de un océano de opciones disponibles puede ser abrumador al principio. Sin embargo, este no debería ser el caso si comprende la habitación o el área donde pretende instalar la bombilla, el uso previsto, el tipo de luz, el brillo esperado, la forma y el color, entre otros. Varios factores entrarán en juego antes de que finalmente se decida por un tipo específico de bombilla. Aquí hay algunas consideraciones.

El lugar en el que pretende instalar la bombilla es la consideración número uno que nunca debe olvidar. La iluminación que necesita en el dormitorio diferirá de la iluminación requerida en el comedor o la cocina. En la cocina, por ejemplo, puedes beneficiarte de algunas lámparas colgantes para definir el espacio de la cocina, mientras que algunos focos serían geniales para dar luminosidad a la hora de preparar la comida. Las lámparas de pie en su salón serán geniales para el ambiente, pero también podría tener algunas lámparas de mesa y colgantes de techo. El dormitorio requerirá un tipo diferente de iluminación, desde la elección del color, el brillo e incluso la forma. Por lo tanto, debe prestar mucha atención a la habitación antes de decidirse por cualquier bombilla.

Después de haber pensado en la ubicación o la habitación, la siguiente consideración importante es el propósito y el uso de la iluminación. Si todo lo que le interesa es la luz, entonces una luz central como candelabros y luces colgantes cumplirá su propósito. Para la iluminación basada en tareas, idealmente en la sala de estudio para leer o trabajar, necesitará que sea lo suficientemente brillante para evitar la fatiga visual y adecuada para la tarea en cuestión. En el dormitorio, por otro lado, es posible que necesite bombillas ajustables que se puedan cambiar según la hora del día. Las bombillas muy brillantes afectarán su ciclo de sueño, mientras que las tenues pueden no producir suficiente luz para permitirle moverse libremente. ¿Por qué no probar una bombilla inteligente, que se puede controlar de forma remota a través de WiFi o Bluetooth desde una aplicación en su teléfono inteligente o tableta? La temperatura del color y la salida se pueden ajustar sin esfuerzo para adaptarse a sus requisitos.

Compre nuestra selección de iluminación inteligente.

La variedad de bombillas disponibles permite elegir según las necesidades de ahorro de energía. Con el costo altísimo de la electricidad, es prudente que opte por una bombilla que no solo satisfaga sus necesidades de iluminación, sino que también le ahorre dinero. Actualmente, hay cuatro tipos principales de bombillas: bombillas incandescentes, fluorescentes compactas (CFL), halógenas y bombillas de diodo emisor de luz (LED). La principal diferencia entre estas bombillas es su clasificación energética.

La mayoría de los países han eliminado gradualmente este tipo de iluminación, ya que son muy ineficientes.

Con un diseño casi idéntico al de las bombillas incandescentes estándar, con el doble de vida útil y una eficiencia mejorada de hasta un 30 por ciento, demostraron ser increíblemente populares. Aunque algo eficientes, la mayoría de las bombillas halógenas comenzaron a eliminarse gradualmente a partir de septiembre de 2021, para alentar a las personas a cambiar a LED, que es, con mucho, la opción más eficiente.

Aunque energéticamente eficientes con tiempos de vida razonablemente largos, este tipo de iluminación tiene algunas desventajas, tienen un tiempo de calentamiento y no producen luz instantánea, la mayoría no se pueden atenuar y su diseño no es muy agradable estéticamente.

Las bombillas LED son las más populares debido a su fiabilidad y eficiencia energética. Son hasta un 90 % más eficientes que las bombillas incandescentes convencionales, proporcionan luz instantánea y tienen una vida útil increíblemente larga, lo que las convierte en la opción ideal. Vienen en una variedad de diferentes formas, tamaños, tonos de color y brillo, hay una opción para satisfacer todos sus requisitos.

Con la tecnología de bombillas en constante cambio, actualmente se pone más énfasis en la eficiencia energética. ¿Sabías que un hogar promedio gasta el 20% de la factura de la luz solo en iluminación? Teniendo en cuenta el aumento del costo de la energía a nivel mundial, es aconsejable optar por bombillas de bajo consumo. Actualmente, las bombillas LED son las bombillas que más ahorran energía, sus precios pueden ser un poco más altos que las bombillas incandescentes tradicionales, sin embargo, cuando se consideran los beneficios a largo plazo, ofrecen hasta un 90 % de ahorro y duran hasta 50 000 horas. La mayoría de ellos vienen con una larga garantía de entre 1 y 5 años.

La mayoría de las personas prestan atención a los vatios cuando compran bombillas. Sin embargo, una mayor potencia no se traduce necesariamente en una mayor salida de luz, especialmente cuando se trata de luces LED. Debe comprender el brillo esperado de las bombillas en comparación con el consumo de energía antes de salir a comprarlas. El lumen también debe guiarse por el tamaño y el tipo de la habitación, así como por el uso previsto. Las luces muy brillantes son adecuadas para habitaciones mal iluminadas.

Hay otros factores que deberían entrar en juego a la hora de comprar bombillas, como el color y el diseño, que deberían estar determinados por las preferencias personales. Aunque el precio es importante, es más seguro mirar el panorama general. Preferiría gastar más en luces LED de bajo consumo y más duraderas que optar por alternativas más baratas que aumentarán su factura de electricidad y le costarán más a largo plazo.

Deja un comentario